La historia de Citizen se remonta hasta 1918, si bien adoptó el nombre de ‘Citizen’ en 1930 cuando la empresa de relojes Citizen empezó a fabricar sus productos de fama mundial. A lo largo de las siguientes décadas, Citizen aplicó las tecnologías de miniaturización y producción de precisión desarrolladas para la fabricación de relojes al suministro de una amplia gama de componentes y productos electrónicos.

Citizen tiene una estructura de holding y cuatro líneas de productos principales: relojes, máquinas-herramienta, dispositivos y componentes, y productos electrónicos. Nuestro Código de Conducta asegura el cumplimiento de los estándares de seguridad del producto, transacciones empresariales justas y transparentes, así como una participación activa en la protección del medio ambiente para las cuatro líneas de negocio.

Ha pasado cien años desde que se fundó Citizen. Hoy en día, tomamos nuestra experiencia, capacidad y potencial paras abrir camino hacia el futuro.